In - Diferente


La indiferencia es la mejor coraza contra la vida. Te da una sensación de inmortalidad. Te atrapa en una cárcel de pensamientos, pero a la vez te abstrae tanto que quedas seducido por un mundo estéril. 

Terminas mirandote desde afuera, creyendote inmune a todo. La indiferencia parece la salida perfecta. 
Te permite reírte de los chistes sin gracia, atacando con falso ingenio el punto endeble de los que te rodean. 
Sin embargo petrifica. Te nubla. Dejas de ser humano y empezas a ser herejía, un mal chiste de un dios perverso. Una mala jugada del azar. Sin rumbo, sin respuestas. 

Todo retorna, en definitiva, el escudo se fisura si desde la inmovilidad se pretende recubrir tanta demasía. Devenis síntoma de los silencios. Sintoma de las palabras que no se pudieron decir en los momentos justos. De haber perdido la oportunidad de entregarte a algo vivo y autentico.El refugio se convierte en prisión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario