Taxi Driver - Ser un trabajo.



"Wizard: Look at it this way. A man takes a job, you know? And that job - I mean, like that - That becomes what he is. You know, like - You do a thing and that's what you are. Like I've been a cabbie for thirteen years. Ten years at night. I still don't own my own cab. You know why? Because I don't want to."


Hace más de 40 años Robert De Niro se hacia pasar por un taxista joven y solitario, que para hacer algo con su vida - y de paso ganar unos pesitos - decide transitar la cara más oscura de las calles de Nueva York. Así, comienza un camino de afectación psicologica que lo lleva a buscar consuelo en el dialogo con un sabio del mundo tachero. Este le dice - parafraseando - que un hombre se convierte en su trabajo, en lo que hace para vivir; que después de 13 años arriba de un taxi todavía maneja el auto de otro, no porque no pueda comprarse el suyo propio si no simplemente porque no quiere. 

En clase de psicología del trabajo una profesora cuenta que los hombres Baby Boomers, debido a su edad, están comenzando a retirarse del mundo laboral. Sin embargo, algunos, a pesar de estar jubilados siguen yendo de tanto en tanto a las oficinas en las que trabajaron durante mas de 30 décadas para ver 'cómo anda la cosa'  y quizás colaborar con algunas tareas por el simple placer de hacer algo. 

Gente que conozco ya lleva al menos una década en una misma empresa. Algunos las aman, otros las odian, pero ahí están, cómodos. Ya no saben cómo es eso de tirar curriculums, no les interesa algo mejor. Algunos dejaron de estudiar, otros siguen pero tranquilos, con pocas ganas. Si a la estabilidad le sumamos un cargo donde supervisan a otros, o se sienten valorado en algún sentido, hasta podemos encontrar una forma de realización personal. Aveces la tranquilidad de que se está 'ahí', haciendo 'algo', da más valor que el dinero.

¿Cuantas veces conocemos a alguien y antes que su nombre nos cuenta lo que hace para ganarse la vida? Soy medico / musico / mecanico / docente / etc. No digo que trabajar y ser atravesado por la tarea no formen ciertas bases en la identidad personal, pero cuando trabajamos para otro en algo que nunca nos gustó desde el principio durante muchos años ¿Qué estamos haciendo?

En un contexto histórico donde predomina la incertidumbre, luchar por un objetivo en común dentro del amparo de una organización, llena de sentido el vacío existencial de muchos. Si en la vida cotidiana no hay lugar para grandes causas - a menos que se roce a la locura, como muestra la película de Scorsese - estamos condenados a ser encausados por los intereses del mercado laboral. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario